Refranes que se acoplan a la actualidad

Me encontré este documento en una página española de noticias, elmundo.es. En ella hablan de como muchos refranes ya no son aplicables debido a que las costumbres, la forma de pensar y otros factores mas ya no son igual que antes, por lo que muchos refranes son obsoletos, sin embargo, hay algunos que son aplicables a la vida moderna, aquí se los dejo, opino que muchos si tienen razón y cuadran perfectamente con la vida moderna,algunos otros pues como que muy dogmáticos, ustedes qué piensan?. Saludos.

refranero1

El amor deja ver las rosas, pero no las espinas. (Al estar enamorado, no se ven los defectos del otro.)

El amor hace mucho; el dinero, casi todo. (Algunas personas le atribuyen mas poder al dinero que al amor.)

Quien al feo ama, hermoso le parece. (El amor no repara en los defectos.)

Quien bien ama, nunca olvida. (Un amor profundo y verdadero deja una huella permanente.)

Amor con amor se paga. (La mejor manera de agradecer un acto de amor es con otro acto de amor.)

Con el amor y con el fuego no se juega. (Jugar con el amor puede provocar daños irreparables.)

Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana. (Las privaciones consistentes pueden menguar nuestra capacidad de amar.)

Donde fuego hubo cenizas quedan. (Un intenso sentimiento amoroso nunca se borra del todo.)

La atracción amorosa, de un cardo hace una rosa. (La mirada del amor embellece al ser amado.)

Larga ausencia pronto olvido. (El afecto se nutre con la presencia.)

Los amores nuevos hacen olvidar los viejos. (Dejamos de aferrarnos al pasado cuando se nos presenta una nueva oportunidad de amar.)

Ningún amor es más grande que el amor paternal. (El amor de un padre o de una madre es el único que todo lo da sin esperar nada a cambio.)

Quien ama con facilidad, odia con facilidad. (Los sentimientos superficiales suelen ser de corta duración.

El hábito no hace al monje. (Las actitudes externas a veces ocultan una realidad distinta.)

Las apariencias engañan. (Nunca hay que juzgar a partir de la primera impresión.)

No todo lo que brilla es oro. (A veces, cuando más deslumbrante es el exterior, más pobre es el interior.)

No es tan fiero el león como lo pintan. (Solemos exagerar en nuestras apreciaciones cuando nos detenemos en la apariencia.)

No se debe mirar al envase, sino al contenido. (Hay que ir al fondo de las cosas para conocerlas verdaderamente.)

Por las plumas se conoce el ave. (El aspecto exterior en no pocas ocasiones delata lo que es cada cual.)

De noche todos los gatos son pardos. (En la oscuridad, todas las cosas se ven iguales.)

Al tímido le cuesta aprender, al colérico le cuesta enseñar. (Para aprender hay que estar abierto; para enseñar hay que estar dispuesto.)

Aun estudiando hasta la vejez, nunca se termina de aprender. (Tiempo nos falta para conocer todo cuanto pueda enriquecernos.)

Con el tiempo hasta un oso aprende a bailar. (Con la constancia puede lograrse lo que pareciera imposible.)

Echando a perder se aprende. (Saber como no se hacen las cosas nos permitirá hacerlas mejor.)

El estudio requiere talentos para dar sus frutos. (No basta con aprender, hay que saber sacarle provecho a lo aprendido.)

Más pronto se aprende lo malo que lo bueno. (Porque lo malo no nos exige el esfuerzo que requiere hacer lo bueno.)

Mas vale aprender tarde que nunca. (El saber, que es un bien, nunca puede resultar inoportuno.)

Preguntando se aprende. (La sana curiosidad es la que nos impele a conocer.)

Primero aprende y después formula opiniones. (Es un error opinar sobre cuestiones que ignoramos.)

Vive para aprender y aprende para vivir. (Nada mejor que consagrarse a la verdad para hacer de esta la norma de una vida plena.)

El fin justifica los medios. (Hay que echar mano de lo que sea para alcanzar un objetivo.)

A lo hecho pecho. (Todas las personas deben responder por sus hechos.)

El agua que corre no se corrompe. (En la ociosidad se adquieren vicios.)

Es más fácil imaginar las cosas que hacerlas. (Nada cuesta planear, pero es muy arduo ejecutar.)

La buena acción solo se aprecia cuando es oportuna. (De poco sirve la ayuda cuando ya no se necesita.)

La fruta madura cae por su propio peso, pero no dentro de la boca. (Nada bueno se obtiene sin esfuerzo.)

Quien ahorra cuando es joven, podrá gastar cuando sea viejo. (A quien es previsor no le faltará en los días difíciles.)

Si no ahorras peniques, no tendrás dólares. (Hay que empezar por lo pequeño para alcanzar lo grande.)

Sin ahorrar, nadie llega a ser rico; ahorrando, muy pocos llegan a ser pobres. (El despilfarro empobrece, pero el ahorro genera riquezas.)

Muchos ahorros forman los ríos. (Un gran caudal se forma a base de pequeñas economías.)

El perfume viene en frasco chico. (Lo bueno no depende de la cantidad)

La buena mercadería se vende sola. (Las cosas buenas no necesitan recomendarse.)

La mejor carne se la comen los perros. (A veces lo mejor cae en manos de quien menos sabe apreciarlo.)

No hay crimen sin castigo. (Tarde o temprano se paga el precio de una mala acción.)

Pagan justos por pecadores. (A veces se castiga a los buenos por culpa de los malos.)

A quien le venga el saco, que se lo ponga. (Las personas se sienten criticadas aun cuando no se alude a ellas directamente.)

Corrige al sabio y te amará, corrige al necio y te odiará. (La persona inteligente reconoce sus errores; el tonto se enoja por ellos.)

Los que no hacen nada, siempre critican a los demás. (Quien no experimenta las dificultades del hacer cree que todo es muy fácil.)

Quien lanza piedras a los demás también las recibe. (Quien critica a otros también es criticado.)

Lo que es fácil de decir es difícil de probar. (Con palabras puede decirse todo, pero los hechos se limitan a lo que es.)

Lo que no veas con tus ojos no lo repitas con la lengua. (Si no estamos ciertos de lo que decimos, mejor es callar.)

Lo que tenemos nos parece chico, lo que no tenemos parece grande. (Nunca estamos conformes con lo que poseemos.)

Quien llega tarde a comer, le tocaran las sobras. (No ay que llegar tarde alas oportunidades si queremos obtener lo mejor de ellas.)

No solo del pan vive el hombre. (Hay que atender también a los intereses espirituales.)

Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija. (Las buenas amistades son convenientes.)

Quien con gatos juega, rasguñado queda. (Quien anda en compañía de malvados acabará por sufrir las consecuencias.)

Quien con lobos anda, a aullar aprende. (Quien anda con malvados aprende sus malas costumbres.)

Quien con sabios anda, sabio será; quien con necios anda, necio será. (Quien frecuenta lo bueno acabará por ser bueno; quien frecuenta lo malo se viciará.)

Por el fruto se conoce el árbol. (Por sus obras se conoce a la gente.)

Los tontos pelean, pero los sabios se arreglan. (Quienes no pueden razonar recurren a la violencia.)

Ojos que no ven, corazón que no siente. (La presencia de la persona amada nutre lo que sentimos por ella.)

Quien tiene el corazón tacaño, tiene la lengua prodiga. (Hay quienes ponen en tu boca lo que no siente en el corazón.)

Se ven las caras y no los corazones. (La cara no suele reflejar lo que siente el corazón.)

Si el corazón está lleno, rebosas por los ojos. (El exceso de alegría se nota en la mirada.)

El cojo le hecha la culpa al empedrado. (Quien hace algo malo trata de culpar a otros.)

Quien emplea la violencia, añadirá nuevos danos. (La violencia, como se afirma, engendra violencia.)

Violencia hogareña es como gusano en la fruta. (Los disgustos en el hogar acaban por contaminar las relaciones familiares en su totalidad.)

El árbol en verde se endereza. (Si los defectos no se corrigen a tiempo, después ya no podrán erradicarse.)

Si desea algo, esfuércese, desee lo que alcance. (Que un deseo frustrado no nos impida disfrutar de lo que ya tenemos.)

Mil disculpas no pagan una deuda. (Ofrecer palabras no equivale a devolver lo prestado.)

El árbol en verde se endereza. (Si los defectos no se corrigen a tiempo, después ya no podrán erradicarse.

Paga lo que debes y sabrás lo que tienes. (Solo es nuestro lo que no debemos.)

No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague. (Tarde o temprano, y de una o de otra manera, lo que se debe se paga.)

Libro prestado, libro perdido. (La gente no suele regresar los libros.)

El mal pagador no cuenta lo que recibe. (Como no piensa pagar no cuenta lo que debe.)

El mejor uso del dinero es pagar las deudas. (Porque así se libera uno de un agobio y no da lugar a maledicencias.)

Cada uno sabe donde le aprieta el zapato. (Solo nosotros conocemos nuestros puntos débiles.)

El dinero no da la felicidad, pero ayuda. (Podemos no ser felices, pero con dinero pueden evitarse problemas menores.)

A Dios no lo vemos, pero por sus obras lo conocemos. (Para creer en Dios basta percatarse de las maravillas que nos rodean.)

A quien madruga Dios lo ayuda. (A quien se levanta más temprano le rinde más el trabajo.)

A todos les nace la fe cuando están a punto de perder la vida. (Solemos olvidarnos de Dios en la prosperidad.)

Algunos no creen en Dios, pero le piden misericordia. (Hay quienes acuden a Dios solo cuando se ven en apuros.)

Ayúdate y Dios te ayudará. (Dios socorre a quien no desfallece.)

Con fe no hay preguntas, sin fe no hay respuestas. (El que cree no duda; al que no cree dada disipará sus dudas.)

Cuando Dios da el pan, el hombre pide mantequilla. (El hombre nunca está satisfecho con lo que tiene.)

Cuando Dios te llame no podrás llevarte tu fortuna. (De nada sirve acumular, pues no nos llevaremos los vienes de esta vida.)

Da al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios. (A cada cual debe dársele lo que le corresponde.)

De los amigos me guarde Dios, de los enemigos me cuido yo. (Solo Dios que conoce la verdad, puede guardarnos de lo engañoso.)

Del agua mansa me libre Dios, que de la brava me libraré yo. (Hay que cuidarse de los que parecen pacíficos.)

Dios da sabiduría solo al que tiene vocación. (Dios ilumina al que busca la verdad.)

Dios la da y Dios la quita. (Todo cuando recibimos procede de Dios y, por lo tanto nos lo puede quitar.)

El hombre cabalga y Dios maneja las riendas. (Nosotros actuamos, pero Dios guía nuestros actos.)

El hombre hace lo que puede, y Dios hace lo que quiere. (Solo Dios es omnipotente.)

El hombre juzga por las apariencias, y Dios por el corazón. (Porque solo Dios nos conoce a fondo.)

Para Dios todo es posible. (Nada se opone a la voluntad y al poder de Dios.)

Secretos de dos Dios lo sabe. (A Dios nada se le oculta.)

Si Dios no existiera habría que inventarlo. (Dios es necesario como origen y fin de todo.)

Algunos estudiantes son como los, burros solo cargan los libros. (De llevar y traer los libros no se obtiene enseñanza alguna.)

El estudio es una tarea para toda la vida. (De aprender, sea de la vida, sea de los libros, nunca se acaba.)

La mejor herencia es una buena educación. (La educación es un legado inapreciable y el mus valioso.)

Procura vivir donde haya estudio y cultura. (Un medio semejante nos hará mejores hombres.)

Mas vale ser ignorante que mal enseñado. (Vale mas no saber algo que saberlo a medias.)

Si no aprende una profesión, terminará siendo un vago. (Quien no sabe hacer nada, nada puede hacer.)

La caridad bien entendida empieza por uno mismo. (Para poder hacer bien a los demás es necesario que uno mismo esté bien.)

La belleza de la vida está en los ojos de quien la mira. (La belleza depende de lo que miren tus ojos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: