Trastornos mentales (algunos)

En la página de escalofrío me encontré con esta curiosa recopilación de algunos trastornos mentales, de nuevo volvemos con el todo poderoso cerebro, algunos los había escuchado, otros no. Es curioso como puede el ser humano llegar a sufrir enfermedades tan raras que algunas veces, por la ignorancia de ni siquiera saber que existen pueden causar mayores problemas, por eso siempre es bueno estar informado y tener algo de cultura general jojo.

Síndrome de Munchausen:

El enfermo inventa enfermedades para llamar la atención

Se trata de un trastorno psicosomático (enfermedades ficticias) en el que la persona se hace la enferma para llamar la atención de las personas que la rodean y de los profesionales. Las quejas más frecuentes son fiebre, dolor y sangramiento (por autoflagelación). Por regla general, es muy difícil diagnosticar esta enfermedad, ya que los psiquiatras insisten en atribuir los síntomas a alguna enfermedad orgánica.

Síndrome de Munchausen por poderes:

Una madre crea falsas enfermedades de su hijo

La madre hace que su hijo enferme falsificando fiebres, añadiendo sangre a su orina o heces, dejando de alimentarlo, medicándolo para que tenga diarrea o vómitos, etc. Así acude junto a él al hospital, en el que se presenta como una madre muy colaboradora y preocupada. Las contínuas visitas hacen que sea más fácil para la madre inducir más síntomas.

Las personas con este tipo de síndrome buscan llamar la atención de los demás, pero, desgraciadamente, a veces puede llegar a acarrear la muerte del hijo.

Síndrome de Gilles de la Tourette:

El enfermo tiene “ticks” conmpulsivos o insulta sin control

Se trata de una forma de trastornos de tics en el que se han presentado tics motores múltiples y uno o más tics fonatorios. Suele comenzar en la infancia o adolescencia, y normalmente persisten en la edad adulta.

Los tics motores pueden ser: patadas, estiramiento de cuello, morderse los labios, gestos obscenos, pestañeo, copropraxia (hacer gestos obscenos), ecopraxia (imitar compulsivamente los gestos de otra persona), etc.

Los tics fónicos son sin duda los más llamativos: ecolálias (repetir recurrentemente las últimas palabras de las frases que dice los demás), coprolalias (palabras obscenas), insultos, carraspeos, eructos, ladridos, etc.
Los tics motores y los tics fonatorios pueden ser suprimidos durante un corto espacio de tiempo y durante el sueño, aunque en momentos de estrés suelen aumentar.

Aquí les dejo un video de una persona que padece este síndrome, aunque parece que está jugando es totalmente cierto, que mala onda.

Trastorno de Pica:

El afectado come animales, tierra, excrementos

La característica esencial de la pica es la ingestión persistente de sustancias no nutritivas durante un periodo de por lo menos un mes. Según la edad en la que se presente, la sustancia suele cambiar:

-Los niños pequeños suelen comer pintura, yeso, cuerdas, pelo, ropa, etc.
-Los niños con más edad suelen comer: excrementos de animales, arena, insectos, hojas, guijarros, etc.
-Los adolescentes o adultos: tierra o estiércol, harina, carbón, almidón, etc.

La pica puede tener su inicio en la infancia. En muchos casos el trastorno persiste durante meses y a continuación remite. Son muy pocos los casos en los que se prolonga hasta la adolescencia, y muchos menos en los que se prolonga hasta la edad adulta. La pica puede ser peligrosa, algunas de las sustancias ingeridas pueden contener metales, como por ejemplo, el plomo que puede ocasionar daño al cerebro. Pero no sólo existe riesgo de envenenamiento, sino que las personas con pica tienen mucho más riesgo de padecer obstrucciones gastrointestinales o roturas en el estómago.

Trastorno de Identidad Disociativo:

El conocido trastorno de personalidad múltiple

También conocido como “trastorno de personalidad múltiple”. Se caracteriza por la presencia de uno o más estados de identidad o personalidad que controlan el comportamiento del individuo de manera recurrente, junto a una incapacidad para recordar información personal importante.

Este trastorno es uno de los favoritos para los guionistas de películas, series, etc. Pero no es tan llamativo como nos lo pintan. No se trata de que existan dos personas dentro de un mismo cuerpo. En realidad la persona tiene rasgos de personalidades diferentes a la suya, pero no quiere decir que esos rasgos se “conviertan” en otra persona diferente dentro del mismo cuerpo.

Fuga Disociativa:

El enfermo escapa de su rutina con un viaje cambiando su vida

La característica esencial de este trastorno consiste en viajes repentinos e inesperados lejos del hogar o del puesto de trabajo, con incapacidad para recordar alguna parte o la totalidad del pasado del individuo. A veces la persona comienza una nueva vida. Ejemplo: Un madrileño de 32 años, trabaja como taquillero en el metro. Un día se despierta en Cuenca y no logra recordar quien es, entonces decide comenzar una nueva vida allí.

Froutterismo:

El afectado no puede controlar los tocamientos indeseados

La característica esencial del Froutteurismo implica el contacto y el roce con una persona en contra de su voluntad. Por lo general este comportamiento se produce en lugares con mucha gente, en los que es más fácil escapar de la detención. El individuo aprieta sus genitales contra las nalgas de la víctima o intenta tocar los genitales o los pechos con las manos.

Síndrome de Gelineau o Narcolepsia:

Cae en profundo estado de sueño de forma incontrolada

Los síntomas son somnolencia diurna con ataques de sueño incrotrolable. Algunos de los síntomas más característicos de este trastorno son:

– cataplejía (parálisis o debilidad extrema muscular),

– alucinaciones hipnagógicas (ocurren en la transición vigilia-sueño y son alucinaciones visuales, auditivas o cenestésicas –tactiles- durante el inicio del sueño)

– hipnopómpicas (ocurren en la transición sueño-vigilia. Son las alucinaciones que a veces percibimos cuando nos estamos despertando)

– parálisis del sueño, e interrupción del sueño nocturno (en menos ocasiones).

Síndrome de Cotard o Delirio Nihilista:

El afectado piensa que sus órganos están muertos o se está pudriendo

Este trastorno se caracteriza por delirios y/o alucinaciones en los que la persona cree que sus órganos internos se han detenido, que sus intestinos no funcionan, que su corazón no late e incluso que se están pudriendo, llegando a presentar algunos alucinaciones olfativas en este sentido (olores desagradables, como a carne en putrefacción) y cenestésicas (sienten como los gusanos lo están devorando) .En los casos más extremos, la persona que lo sufre tiene la creencia de que está muerta.

Junto con esta creencia de muerte el paciente mantiene una idea de inmortalidad, como si se hubiera convertido en un “alma en pena”.

Síndrome de Frégoli:

Sospechan que las personas conocidas son en realidad otros

Se trata de un trastorno delirante en el que la persona cree que persona/as conocida/as tienen otra identidad, por ejemplo, creer que el padre en realidad es un amor de la infancia, o un extraterrestre… La persona que sufre este tipo de síndrome cree que es la única que puede reconocerlo.

Síndrome de Diógenes:

Acostumbran a acumular basura en su casa

Las personas que sufren este trastorno comienzan a aislarse socialmente, se encierran en su casa, pasándose a veces largos periodos sin abandonar su domicilio. Tampoco siguen unos hábitos de higiene saludables. Pero sin duda el síntoma más característico, o llamativo, de esta enfermedad es que desatienden por completo la limpieza de la casa. Son personas que creen estar pasando unos apuros económicos brutales por lo que suelen reunir grandes cantidades de dinero y desperdicios que ellos creen útiles. Ocupan gran parte de sus casas con bolsas de basura, muebles rotos, comida caducada, etc.

Hematodipsia:

El enfermo cree que debe consumir sangre para sobrevivir

Es un trastorno mental por el cual la persona afectada tiene una obsesión compulsiva por consumir sangre, no necesariamente para beberla, bajo implicaciones sexuales.

Agorafobia:

El paciente tiene miedo a los lugares abiertos y grupos de gente

Se caracteriza por la aparición de ansiedad o comportamiento de evitación en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso), o bien donde sea imposible encontrar ayuda en caso de que aparezca en ese momento una crisis de angustia o síntomas similares a la angustia.

Trastorno Antisocial de la Personalidad:

No siente respeto hacia los demás, ni empatía alguna

Las personas que sufren este tipo de trastorno siguen un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás, o principales reglas o normas sociales.

Suelen ser sujetos irritables y heteroagresivos. No se preocupan por su seguridad ni por la de los demás. Tratan de manipular a los demás con el fin de conseguir provecho o placer personal. Son personas completamente irresponsables y no suelen sentir remordimientos por sus actos.

Créditos al autor: Tricotilomanía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: