Jim Jones y Jonestown: los suicidas de Guyana

Ayer por la noche miraba índice de maldad en Discovery Channel, y me llamó la atención el análisis de una persona: Jim Jones, este cabroncito era lider de una secta llamada “Templo del Pueblo”, tenía muchos seguidores de todas las razas y colores, pero lo interesante es que el mayor suicidio colectivo lo tiene su secta, casi mil personas se quitaron la vida en el año de 1978, muchos de ellos eran niños. Aquí les dejo la nota. Es interesante ver como el cerebro de muchas personas es tan débil para creer todas las estupideces que este cabrón les decía, a nosotros nos pueden parecer tontos los que lo seguían, pero según el psiquiatra que creó el índice de maldad, una persona una vez influenciada ya no piensa como una persona normal, pues mira a su lider practicamente como un Dios. Uno de los sobrevivientes contaba que las cosas no fueron como la prensa lo hizo notar, que no todos se suicidaron, muchas fueron obligadas a tomar el cianuro, por lo que muchas de las muertes que ahí sucedieron podrían considerarse como asesinatos, por ejemplo la muerte de los niños, un niño de 3 años no se pone a pensar en suicidio, igual muchos adultos mayores, no podían defenderse, pero bueno, una notiticia que hace pensar en como una persona enferma puede manipular al grado de convertir en asesinos y suicidas a muchas otras. Vale la pena leer toda la nota raza. Saludos.

La Tragedia de Jonestown está considerada como el suicidio colectivo más trágico de la historia contemporánea.

Ya han pasado tres décadas desde entonces.

Jim Jones -el líder de la secta “Templo del Pueblo”- y mas de novecientos seguidores se suicidaron en masa en Guyana el 18 de noviembre de 1978. Jones llevó a sus seguidores hasta allí en 1977 y preparó una comunidad agrícola llamada Jonestown en el noroeste de Guyana.

Centenares de ellos bebieron una mezcla de fruta condimentada con cianuro. Aquellos que no deseaban suicidarse e intentaron escapar fueron alcanzados y asesinados a tiros por los lugartenientes de Jones. El resultado final fue catastrófico: 913 muertos, de los cuales 276 eran niños.  Madres con sus hijos en brazos, los hombres abrazados a sus esposas, todos muertos. Casi todos murieron atrozmente, tras haber bebido limonada envenenada con cianuro. A los bebés se les inyectó el líquido venenoso en la boca. Fue uno de los peores casos de suicidio colectivo y masacre en la historia conocida de la humanidad.

Jones murió de una herida de bala en la cabeza, posiblemente infligida por si mismo.

  • Jim Jones era carismático y manipulador.
    – Predicaba la justicia social.
    – Altamente mediático.
    – Sufria de una paranoia permanente de que era seguido por el Imperio y que lo querian matar.
    – Era bipolar, consumía drogas y odiaba el sistema capitalista.
    – Creía en la formación de granjas (tipo hidropónicas) para alimentar a su seguidores. (faltan los gallineros verticales)

“Si no nos dejan vivir en paz, al menos queremos morir en paz”, había proclamado con voz lánguida y dolorida el carismático fundador de la secta Templo del Pueblo, Jim Jones, al dirigirse a sus adeptos. “La muerte solamente es el tránsito a otro nivel”, les prometió a su gente en un intento de disipar la duda y el miedo ante el fin cercano.

Sin embargo, es dudoso que todas las víctimas escogieran voluntariamente la muerte aquel 18 de noviembre de 1978. Varios supervivientes relataron más tarde que alrededor del centro de reuniones del asentamiento agrícola en la selva de Guyana se habían apostado vigilantes armados. Numerosos miembros de la secta tenían heridas de bala.

Lo que al principio parecía ser un suicidio colectivo inducido por un delirio religioso resultó ser más bien, según los supervivientes, una masacre. “Simplemente nos mataron”, dice, por ejemplo, Tim Carter, un exmiembro de la secta, en la película Jonestown, de Stanley Nelson.

“Esto no es un suicidio, sino un acto revolucionario”, juró Jones, que solía ocultar su cara tras unas gafas oscuras, ante sus seguidores. Estos lo habían seguido desde Estados Unidos hasta la selva del país suramericano, donde, según la incoherente doctrina de salvación de su líder, se convertiría en realidad el paraíso en la Tierra. Sin embargo, el sueño de una igualdad racial, justicia social y un trato lleno de amor entre la gente acabó en una catástrofe.

Un superviviente dijo: “Eso no fue una revolución, sino una pérdida sin ningún sentido”.
La Creación del Pueblo

El Templo del Pueblo fue creado en Indianapolis, en el estado de Indiana (Estados Unidos) durante los años 1950. El reverendo Jim Jones y sus 140 seguidores se mudaron a Redwood Valley en el Condado de Mendocino, California, creyendo que así estarían a salvo de ataques nucleares de los que Estados Unidos podía ser blanco. A final de los 60, los miembros de la congregación de Jones habían disminuido a menos de cien y esta estaba a punto de desaparecer, pero Jones logró asegurar una afiliación con los “Discípulos de Cristo” y eso logró que el Templo sobreviviera. La afiliación de Jones con la iglesia elevo la reputación del Templo y extendió su influencia en el área de la Costa Oeste de los Estados Unidos.


La congregación volvió a su iglesia principal en San Francisco en 1971 y abrió otra en Los Ángeles. Después de múltiples escandalos e investigaciones en San Francisco, Jones decidió crear una comunidad utópica en la Guyana donde estaría a salvo de la intervención de las autoridades estadounidenses, o de los miembros que tenían parientes preocupados.

En 1974, Jones arrendó más de 12 km² de tierra del gobierno de Guyana, y los miembros del Templo del Pueblo comenzaron la construcción de Jonestown bajo la supervisión de los jefes de la comunidad. Jones volvió a California a animar a todos sus seguidores a mudarse a Jonestown. La popularidad de Jones creció enormemente en ese periodo, y pasó de tener 50 miembros en 1977 a tener más de 900 miembros en su momento de apogeo en 1978.

La Vida en Jonestown

Muchos de los miembros del Templo del Pueblo creían que Guyana sería, como Jones prometió, un paraíso. En cambio, todos los miembros (incluyendo a los niños) terminaron criando animales y comida para el “Proyecto Agricultural del Templo del Pueblo” seis días a la semana, desde las siete de la mañana hasta las seis de la tarde, cuando era común que la temperatura estuviese a 38ºC (~100ºF).

Según algunos testimonios, las comidas consistían en nada más que arroz y legumbres mientras que Jones comía carne y otros alimentos refrigerados separado de los otros. Problemas médicos tales como diarrea severa y fiebres altas fueron padecidas por la mitad de la comunidad en febrero de 1978. Otros ex integrantes de la organización declararon que los miembros recibían comida distinta o de inferior calidad a la que recibía Jones.

Los miembros a los que se consideraba tenían graves problemas disciplinarios se los encerraba en una caja de madera de medidas 2.5 x 1 m. Los que intentaban escapar eran drogados al punto de la incapacitación. Guardias armados patrullaban el pueblo día y noche para asegurarse de que las órdenes de Jones eran seguidas.


Los niños, entregados al cuidado comunal, se referían a Jones como “Papá” y solo se les permitía ver a sus padres brevemente durante la noche. Jones también era llamado “Papá” o “Padre” por los adultos.

La gente de los alrededores, incluyendo un oficial de policía, relataron historias de horror sobre duras palizas y un “hoyo de tortura”, un pozo en donde Jones hacía que tiraran a los niños que no se comportaban, en la mitad de la noche. Jones asustaba a los niños haciéndoles creer que había un monstruo habitando el fondo del pozo, cuando lo que había en el fondo era un hombre contratado por Jones quien tiraba y doblaba las piernas de los niños mientras ellos descendían al pozo.

Se dice que los niños mayores eran amarrados desnudos, y que eran electrocutados en sus genitales. Los oficiales de Guyana habían intentado investigar esta declaraciones pero se les prohibió entrar en la comunidad.

Los asesinatos en masa que hicieron a Jonestown popular fueron ensayados durante las llamadas “Noches Blancas”. En una declaración jurada, Deborah Layton escribió que durante una de estas noches blancas, se le dijo a la gente que morirían, y fueron forzados a tomar jarabe sin endulzar, que ellos pensaron tenía veneno. Los pocos que vacilaron en tomarse el líquido fueron obligados a tomárselo. Eran 900 y murieron todos. Después el FBI halló a Jim Jones muerto de un tiro de escopeta en la cabeza.

Es de lo que hablan algunos sobrevivientes, el acomodo que le dieron

a algunos cadáveres era para  simular que murieron consientes y contentos,

unidos como familia, sin embargo, era la imagen que Jim Jones quería dar al mundo.

El cadaver de Jim Jones.

Los titulares de la tragedia

About these ads

10 comentarios to “Jim Jones y Jonestown: los suicidas de Guyana”

  1. Mercedes Davila Says:

    Es triste ver como un individuo puede manipular a cientos de personas solamente con la palabra. recomiendo a aquellas miles que se refugian en religiones, grupos de apoyo y otras organizaciones a no perder su horizonte y saber que el unico que te puede guiar es Dios, pero ese DIOS que esta en TI, en tu corazòn…

  2. macboyplatz Says:

    Totalmente de acuerdo, es increíble como una persona puede manipular a tantas personas para cosas tan malas como quitarse la vida. Grax por tu comentario amiga.

  3. santiago Says:

    estaban todos locos…es increible que casi mil personas sigan a un pelotudo
    y se maten ellos y a sus hijos porque ese pelotudo se los dice

    es increible

  4. Despierten amigos!!! Fue otra matanza de la CIA esto.

  5. jose moises Says:

    es diabolica y idiotes como pueden despierten porfavor vivan en paz

  6. Barrabás Pesqueira Says:

    Henning Mankel escribe un libro basado en esta tragedia, es el hijo de la serie Walander, el detective creado por el escritor sueco, es la primera vez en el que la hija de Walander, Linda, es la protagonista. Ese libro me llevo a investigar en internet esta matanza, absurda. Incomprensible, que me indica hasta donde llega la ignorancia de la gente que sigue a fanáticos religiosos como Jones. Estoy seguro que la ignorancia fue la fuente de ese ciego seguimiento.
    Saludos.

  7. Maldito hijo de puta!!!!!!!!!!! pobre gente y niños murieron por culpa de este anormal.

  8. En realidad si es impresionante como una persona puede llegar a usar a tanta gente, pero no me agrada el termino de ignorante para la gente, pues al ser manipulado precisamente no te das cuenta de que lo estas siendo y a cualquiera le podría pasar… entonces todos seriamos ignorantes no?

  9. En realidad si es impresionante como una persona puede llegar a usar a tanta gente y claro sabemos que esa persona no esta bien, pero no me agrada el termino de ignorante para la demas gente, pues al ser manipulado precisamente no te das cuenta de que lo estas siendo y a cualquiera le podría pasar… entonces todos seriamos ignorantes no?

  10. La mente humana es algo sorprendente, tan sorprendente que aterra

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: